Artnexus Artnexus
     
     
 
 


Darío Escobar. Vista general de Singular, plural, 2012.
 

 
Exposición Individual
Darío Escobar

ArtNexus #85 - Arte en Colombia #131
Jun - Ago 2012



Atlanta,
Institución:
1600 Gallery

Ana Fernández



La muestra Singular Plural de Darío Escobar en la Galería 1600 de SCAD Atlanta reúne por primera vez en esta ciudad nueve piezas conocidas del artista de 2005 a 2010. En estas obras Escobar recontextualiza objetos arquetípicos del mundo de los deportes como el bate de béisbol, la pelota de fútbol, la patineta, la llanta galvanizada de la rueda de bicicleta. Todos puestos a trabajar como materiales artísticos, sometidos a una reconceptualización que va de la utilidad y el uso a la contemplación estética.

En conjunto, las obras denotan cómo el arte contemporáneo tiende cada vez más a incorporar las expresiones internacionalizadas de la cultura actual. Escobar aprovecha en su trabajo la transculturalidad global del mundo de los deportes. A través de los medios de comunicación y del comercio, la industria del deporte ha sobrepasado las fronteras nacionales creando un público internacional que se reconoce en deportes tradicionales como el béisbol y el fútbol, así como en deportes de nueva invención, mejor conocidos como deportes extremos. La aceptación y popularidad mundial de estos deportes ofrece una plataforma de signos culturales comunes desde la cual comunicarse universalmente con un público amplio y diverso, plataforma significativa que Escobar aprovecha de manera efectiva en esta exposición.

Morfológicamente las obras se benefician de la estética lustrosa propia de las superficies industriales. Tienen un cuidado y preciosismo en la hechura y el acabado que satisfacen las exigencias formales de refinamiento y sofisticación en la confección, notoria en la producción artística contemporánea.

Metodológicamente, nos muestran que el proceso creativo de Escobar se basa en este caso en un mismo procedimiento. El artista interviene, altera los objetos apropiados y los reensambla de forma elíptica para moderar o parcialmente neutralizar el sentido original que dichos objetos tienen en sus contextos primarios. Con ello crea una tensión expresiva entre su singularidad funcional desplazada y su posterior transformación en componentes de la obra de arte como totalidad, hecha intrínsecamente plural a través del proceso mismo integrativo del que es resultado.

Con los bates de pelota de madera Escobar crea Dawn en 2009. Los bates repetidos como módulos marcan la geometría perfecta de un rectángulo sobre la pared. Un espacio negativo se proyecta dentro del rectángulo rompiendo su perímetro para expandir el área de la obra hacia un más allá infinito. Algunos de los bates han sido cortados siguiendo el perfil de una forma triangular y sus restos se apilan sobre el piso como evidencias de una singularidad que fue y que ya no es más. El color dorado brillante junto a un negro profundo sugieren la luz de los amaneceres que los fotógrafos definen como “the lovely light”. En estas alusiones abstractas al paisaje y a elementos de la naturaleza, como en Black Snake II de 2005 (resuelta a base de llantas de hule galvanizado de bicicletas fundamentalmente), Escobar logra que el espectador experimente una atracción irresistible hacia su trabajo. La ambigüedad manifiesta en estas propuestas actúa como gancho.

Broken Circle de 2009 contiene también un juego entre el espacio positivo y negativo. El círculo de la rueda se interrumpe y con ello el vacío se erige en discontinuidad. Uno de sus cuartos ha sido desplazado del perímetro. Se libera. Y deviene en línea singular, en Dibujo. En esta obra, la simplicidad y la economía de recursos hacen gala de expresividad. Dos formas básicas, un rectángulo de fondo divido en cuatro cuadrantes, y un círculo que es motivo protagónico, hablan sobre la matemática exacta de esas formas geométricas y de cómo los cuartos hacen y deshacen la unidad. Esta pieza sintetiza además la tradición abstracta geométrica del arte que explora el carácter conciso, breve pero exhaustivo de la expresión.

Dentro del conjunto merecen un comentario aparte los tres collages hechos a base de hojas de libros. En Silent Drawings de 2010, Escobar crea abstracciones geométricas de sensibilidad lírica a base de relaciones cromáticas entre los blancos originales de papel y los amarillos resultado de su envejecimiento. Las hojas de libros transparentan textos impresos del otro lado. Sin embargo, la fuerza comunicativa de la palabra escrita se ha hecho nula. La palabra deviene vestigio, pérdida, ausencia en estos dibujos. En contraste, su suporte, la hoja de papel, se emancipa de toda funcionalidad para erigirse en signo expresivo vía su materialidad.

La exposición Singular Plural establece una vez más que Darío Escobar ha creado un cuerpo artístico propio, y con él, una voz sensible a las expresiones de la cultura internacional de hoy.

Después de Atlanta, la muestra hará un recorrido por SCAD Savannah, Georgia, y SCAD Hong Kong, China.

 






 


 

Encuentre aqui toda la información de noticias ArtNexus.
 
  Busqueda Exacta


  Tipo
  Artista
  Autor