Artnexus Artnexus
     
     
 
 


Maria Jose Mir, ?Anatomía", 2015, Luz y costura sobre tela, 160 x 122cm, fotografía por G.Lowry y cortesía de Carolina Oltra
 


Carolina Barros. Red de alerta, 2017. Xilografía sobre madera y acrílico. 120 x 80 cm. 6 modulos de 40 x 40 cm. Foto tomada por fotográfo de la UCA, Gustavo Lowry el día de la inauguración
 


Maria Elena Covarrubias. Mapas, 2018. Técnica mixta sobre papel. 150 x 170 cm. Foto: Alvaro Mardones
 


Catalina Mena. Confiar, 2017. Tinta y lápiz grafito sobre papel. 152 x 96 cm.
 

 
Nota de Arte
Pabellón de las Bellas Artes UCA

06/julio/2018



Buenos Aires, Argentina
Victoria Verlichak



Las obras de veinte artistas chilenos contemporáneos de esta “Insólita colección” viajaron bastante pero, finalmente, llegaron a buen puerto. Luego de recorrer desde París hasta Chile y sobrevivir a un naufragio en la zona de Chiloé, las piezas se desplegaron en el Pabellón de las Bellas Artes en Puerto Madero, desde donde se ven las aguas de los canales. 


Como apunta el curador Ernesto Muñoz en la ficción que imaginó, las obras en exhibición fueron reunidas en las convulsionadas décadas del 20 y 30 por la coleccionista Olena Sewick, tras abandonar con su familia su Ucrania natal. Durante su exilio en París conoció a su marido, un hacendado chileno. Allí entró en contacto con las creaciones de muchos artistas latinoamericanos de vanguardia y adquirió varias de ellas. Gracias al impulso de sus nietos es que la Colección llegó al hemisferio sur y al espacio de arte de la Universidad Católica Argentina; no se sabe cuántas se perdieron en el camino.


El conjunto exhibido, que otorga mucha importancia a los materiales –textiles (algunos reutilizados), piedra y metales– y al protagonismo del agua, impresiona por su fortaleza en la inestabilidad (retrato de Francisco Peró, acuarelas de Flavia Rebori), por su coherencia en la diversidad (conflictos geopolíticos, universo doméstico de Catalina Mena y Teresa Ortúzar). Pinturas, grabados, objetos, collage, dibujos, dan cuenta del paso del tiempo, de la acción del hombre sobre el entorno (xilografías de María Elena Vial, Carolina Barros con obra cinética, óleo de Hernán Gana) y del trabajo de la naturaleza (óleo de Lorenzo Moya y Devenir; piezas de Guadalupe Valdés escenificando restos, fragmentos de la memoria). 


Lo textil está en mapas, “fronteras y límites” que Martín Eluchans borda a mano; en el “estanque” sobre velo pinta con acuarelas e impresión digital de Ángela Wilson; en el fieltro con alquitrán que Paz Lira sumerge en el mar y en la instalación de Maite Izquierdo, que con su título podría resumir el espíritu de esta muestra: La belleza de la fragilidad. María José Mir se sirve de la luz, sobre etéreas siluetas de tela, al igual que Carlos Edwards, que la refleja sobre el mármol.


Mientras que María Elena Covarrubias traza mapas abstractos con pedacitos de papel encolados, Amelia Errázuriz presenta interrogantes existenciales con sobrantes de madera, hilo de plástico. La impresión fotográfica intervenida sobre placa de cobre de Carolina Oltra es potente conceptual y visualmente, y une la resistencia del cobre, la eficacia de la tecnología digital y el histórico río Mapocho, al borde la ciudad de Santiago que crece y donde encontraron la muerte muchos durante la dictadura de Pinochet. Madera, y metal también, para el Libro de ejercicios de Benjamín Guzmán; sin texto, es pura materialidad. Pedro Tyler es quizá aquí el más conocido por los rioplatenses; sabe de la resistencia de los metales; hace años trabaja con cintas métricas de metal chinas –que en este caso convierte en repetido símbolo matemático del infinito– que ascienden y descienden creando bellas formas, augurando todo tipo de suertes.





 


 

Encuentre aqui toda la información de noticias ArtNexus.
 
  Busqueda Exacta


  Tipo
  Artista
  Autor