Artnexus Artnexus
     
     
 
 


Cecilia Ordoñez. Alga No.2, 2014. Porcelana mezclada con manganeso granulado quemada en oxidación 1260 grados centigrados. 34 x 24 x 24 cm. Cortesía de la artista.
 


Cecilia Ordoñez. Ondulante y perforada, 2013. Porcelana mezclada con manganeso granulado quemada en oxidación 1260 grados centigrados. 22x36x33. Cortesía de la artista.
 

 
Exposición
Tres mujeres artistas
Museo Rayo

17/agosto/2018



Roldanillo, Colombia
Breyner Huertas



Cecilia Ordóñez (Pamplona, 1949), Ruby Rumié (Cartagena de Indias, 1958) y Nadia Granados (Bogotá, 1978) son tres artistas invitadas por Miguel González a exponer durante esta temporada de mitad de año en el Museo Rayo. Es importante señalar que al mismo tiempo el museo alberga el Encuentro de Mujeres Poetas (que este año realiza su entrega número XXXIV), organizado por su directora, Agueda Pizarro, y, como es costumbre para la organización, se busca que en el marco de esta celebración se exponga el trabajo de mujeres artistas con el fin de abordar la creación poética femenina desde diversos ángulos. Por su parte, Ruby Rumié expone tres proyectos: Lugar común, Hálito divino y Tejiendo calle. Nadia Granados, convocada para “obra huésped” (la obra de un artista alojada entre las exposiciones para ampliar las relaciones y las lecturas posibles de las muestras), presenta en vivo su Cabaret de la Fulminante, performance que ha sido puesto en escena en países como Brasil, Canadá, Italia, Francia, España y México.


La exposición de Cecilia Ordóñez gira en torno a su más reciente producción cerámica, abarcando las dos últimas décadas de su carrera. En esta exposición despliega una serie de esculturas que remiten a formas naturales, una búsqueda de las texturas y los ritmos orgánicos de elementos como corales, madera, vegetales, piedras, fósiles, entre otros, sugeridos por el contorno de sus piezas. La artista propone una tensión entre lo espiritual y lo natural, la condición de mujer (ser humano) frente a materiales naturales como la arcilla, y a partir de allí produce un recorrido táctil por la historia de ciertas estructuras. ¿Qué es aquello que moldea los corales y las piedras? Estas esculturas sugieren una visión llena de tacto.


Los proyectos de Rumié se vinculan al cuerpo y a la memoria, atravesando problemáticas de género, clase social y duelo. En Lugar común, obra en colaboración con Justine Graham, las artistas ponen de manifiesto diferencias simbólicas que existen entre empleadas domésticas y sus empleadoras, cuando intentan igualar sus rostros sin ninguna señal de lujo, maquillaje o adorno que pueda mostrar su posición; de esta manera, con las fotografías, el espectador puede cuestionarse sobre el lugar en el que reposan las jerarquías. 


 En Tejiendo calle Rumié acciona un gesto muy similar al de Lugar común, pero en este caso trabaja con mujeres palenqueras, cuyos coloridos atuendos las identifican en Cartagena, para retratarlas vestidas de blanco, sin signos exóticos y con el fin de otorgarles una imagen y un cuerpo más allá de una fotografía turística. Hálito divino es un proyecto de memoria y duelo, en el cual una serie de objetos se corresponden directamente con un ritual liberador: cien mujeres maltratadas o víctimas de algún tipo de violencia depositan su aliento en vasijas blancas.


Nadia Granados es la artista más joven del grupo y quien presenta un proyecto controversial: el Cabaret de la Fulminante. Recientemente ganadora de la Beca Nacional para Artistas de Trayectoria Intermedia con el Ministerio de Cultura, Granados ha consolidado una carrera en la que articula un fuerte activismo político y de género con el escenario del arte contemporáneo, desenfocando los límites de un campo y del otro. Quizá sea una de las propuestas más radicales y experimentales que se presentan en el teatro al aire libre del Museo Rayo, ya que dicho performance se enmarca en una categoría llamada por la misma artista Postporno. Así mismo, se pretendía que el registro del Cabaret se presentara en una de las salas del museo como obra Huésped, pero la artista Cecilia Ordóñez se negó a compartir espacio con el video y lo mandó a apagar. Todo esto es una lástima porque La Fulminante (alter ego que se posesiona de Granados durante sus performances) pudo haber aportado un poco de caos en relación con sus cerámicas, un poco de agitación contemporánea en torno a la quietud de un material que, por un televisor, no iba a dejar de ser bello. 





 


 

Encuentre aqui toda la información de noticias ArtNexus.
 
  Busqueda Exacta


  Tipo
  Artista
  Autor