Artnexus Artnexus
     
     
 
 


Sebastian Spreng. Dresden: Canto XXIX, verso III, 2017, impresión directa sobre aluminio cepillado, 61 x 61 cm.
 

 
Exposición
Sebastian Spreng: Dresde
Lowe Art Museum, University of Miami
Mayo 17 de 2018 - Septiembre 23 de 2018

31/agosto/2018



Miami, Florida
Carol Damian



El bombardeo por parte de los aliados en febrero de 1945 a Dresde, una de las ciudades barrocas más significativas culturalmente y bellas de Europa, es otro capítulo oscuro de la historia de la guerra. La tragedia ha perseguido a Sebastian Spreng, artista argentino delegado alemán, por muchos años, quien finalmente ha encontrado un camino hacia la conmemoración en esta exposición del Lowe Art Museum, su primera muestra en un museo importante. Ahora, para un proyecto que ha contemplado hacer durante muchos años, la historia de Dresde le ha dado a Spreng la oportunidad de explorar nuevos medios y tecnologías, en una producción que busca capturar muchos de los estados de ánimo de la guerra, al mismo tiempo que emite un comentario sobre el indomable espíritu humano. En sesenta imágenes digitales creadas en su iPad, e impresas directamente sobre aluminio, utilizó fotografías históricas, y la manipulación de la línea y el color con el computador, para crear interpretaciones fantasmales de la destrucción. Sus obras, dominadas por sombras sumidas en la desesperación, también deben verse como una esperanza para la humanidad que emerge desde adentro como rayos de luz, a pesar de las peores circunstancias. Ha llamado a cada impresión un Canto, palabra derivada del latín que se refiere a las divisiones poéticas y musicales, y esta serie se inspira en la Divina comedia de Dante y sus cantos acerca del purgatorio. Las obras están dispuestas a manera de versos y odas al recuerdo. Técnicamente, este proyecto marca una dirección diferente para Spreng, conocido por sus pinturas líricas, que acogen la belleza del ambiente, pero en esta oportunidad añade la imposición de la guerra y la destrucción, así como la perdición de la humanidad ante los apuros de su naturaleza. Sigue siendo exitoso en la invención de nuevas maneras de interpretar mediante la tecnología, con la que mantiene un sentido atemporal y emotivo. 


Las adaptaciones metafóricas de Spreng se mueven hacia la abstracción, en su versión personal y emocional de la ciudad afectada por la guerra. Erosiona la superficie de un plato para capturar los vestigios de la destrucción, proyectando de nuevo con su maestría un proceso de obliteración. De algún modo, bajo las ruinas hay una estética romántica que es típica de su obra temprana, inspirada en su amor por la música, pero ahora es una narrativa atemorizante la que se desarrolla, como un crescendo dramático de tiempo y lugar. Canto XXIX, verso III, es uno de los cuatro versos impresos en colores, que van desde el naranja encendido hasta el sumiso azul y las tonalidades grises, como si viéramos desde arriba los diferentes momentos del día en los escombros de la ciudad. Nubes sombrías interfieren con la verdad que hay en la realidad de abajo. 


La exposición cierra su ciclo completo con una “pintura de guerra” temprana, de 1973, que es el único óleo sobre lienzo con el que se complementa la obra reciente y se demuestra la convicción del artista de que la vida es una mediación entre el bien y el mal, y de que la humanidad tiene la voluntad de sobrevivir. 





 


 

Encuentre aqui toda la información de noticias ArtNexus.
 
  Busqueda Exacta


  Tipo
  Artista
  Autor